“Mi mayor logro la libertad personal, la libertad de acción y, sobre todo, de pensamiento.”


Mª Dolores García Pastor - Escritora y Periodista

Cualquier intento por describir a María Dolores García Pastor resultaría injustamente limitado. Periodista y escritora serían, posiblemente, las dos palabras que mejor podrían definirla profesionalmente, pero a través de sus textos literarios y periodísticos, sus artículos y opiniones en los medios sociales, se dibuja una mujer insumisa y rebelde, una voz crítica, valiente ,honesta, feminista, familiar y militante en algunas asociaciones ecologistas y de defensa de los animales. En su vida y en su obra se entremezclan emoción, sentimiento y reflexión. Su escritura es sencilla, pero elegante y magnética, cuidada hasta el último detalle. Ha publicado las novelas El Café de la Luna (Alrevés, 2012) y El susurro de los árboles (Fundación Drac, 2008). Actualmente coordina la sección de cuento/microcuento en “La Tormenta en un Vaso”, y compagina sus colaboraciones en prensa y literatura con el cuidado de su hija Lluna que nació en marzo de 2007. Entre sus próximos proyectos, la publicación de tres novelas escritas recientemente: “Los gatos también van al cielo”, “El pasajero 2228” y “El domador de lagartijas”

¿Desde cuándo decidiste escribir y por qué?

Siempre he escrito, desde los diez u once años. Me planteé que podía ser un oficio hace apenas una década. Es mi forma de relacionarme con el mundo, escribir me ayuda a entender cosas, a canalizar sentimientos y también impotencias.

¿Izquierda, derecha o centro?

Izquierda, siempre a la izquierda, lo llevo impreso en el ADN.

¿Qué aporta la literatura a tu vida?

La literatura es una parte muy importante de mi vida no sólo como escritora, también como lectora. Es un espacio para la imaginación, para la libertad, y un refugio en los malos momentos. Poder formar parte de ella es hacer realidad un sueño.

¿Cuál ha sido tu mayor atrevimiento y tu mayor logro en la vida?

Creo que mi mayor atrevimiento lo tuve en el año 2003 cuando rompí con una vida convencional y acomodada y me puse a escribir. Mi mayor logro la libertad personal, la libertad de acción y, sobre todo, de pensamiento.

¿Cómo te definirías a ti misma como escritora?

Escribo sin pretensiones, para que me entiendan, no pretendo impresionar ni demostrar lo bien que escribo ni las muchas palabras cultas que conozco. Me interesa contar historias, ese es mi principal objetivo. Cuido la forma, por supuesto, la forma es lo que diferencia a un escritor de otro pero me interesan también los contenidos.

¿Qué temáticas te suscitan más interés? ¿Con qué género literario te sientes más cómoda?

Temáticas sociales, básicamente, aunque más que temáticas lo que me atrapan son las historias. Si encuentro una que me apetece contar me embarco en ella. También son las historias las que marcan los géneros en los que me he aventurado. Escribo novela y mucho cuento. Dentro de la novela he probado el género negro, el terror fantástico… Creo que estoy en continuo proceso de aprendizaje y me quedan aún muchos géneros por probar.

¿Hay algo de ti en los personajes de tus libros?

Todos los escritores en mayor o menor medida echamos mano de nuestro material sensible a la hora de escribir. Cuando hablamos de emociones recurrimos a las nuestras porque son las que tenemos más cerca. En todos mis personajes hay algo de mí, por supuesto, son todos hijos míos, pero eso no quiere decir que yo sea esos personajes. Tal vez cuando empecé a escribir eran más yo, en todo caso cada vez me alejo más de mí misma para entrar en la ficción.

"En la confluencia de la calle del Call con Banys Nous, muy cerca de la plaza Sant Jaume y de la catedral, se encuentra el Café de la Luna, pedazo de una Barcelona bohemia y oculta que pocos conocen. Tal vez les resulte extraño ubicar en el espacio este lugar de ensueño, pero es que los ensueños carecen de ubicación y no se encuentran en ningún lugar."

Fragmento de "El Café de la Luna"

Editorial Alrevés

¿Qué personaje de ficción te gustaría ser en la realidad y por qué?

Me gusta ser muchos personajes de ficción, por eso leo, leer es una manera de vivir otras vidas. En cuanto a serlo en la vida real, la verdad es que yo soy un poco sosa y me gusta ser yo. Veamos… Tal vez Harry Potter para poder estudiar en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería, el sitio y las asignaturas eran alucinantes. Hay quienes me asocian a Jo March, la hermana escritora de Mujercitas, la novela de Louisa May Alcott, una muchacha indomable que se resiste a comportarse como se supone que debe hacerlo una señorita. No sé yo.

¿Cuánto dura tu proceso de documentación?

Depende de la temática a la que me acerque, depende lo que quiera profundizar en ella, depende del proyecto. Cada historia, ya sea un microrrelato o una novela, necesita una base documental para impregnarse de verosimilitud. Mis procesos de documentación acostumbran a fluir paralelos a lo que esté escribiendo, es decir, leo mucho sobre cosas relacionadas con la historia antes de ponerme a escribir pero durante la escritura de una novela surgen dudas y hay que seguir investigando y documentando.

¿Cuánto tiempo le dedicas a escribir?

Siempre he compaginado la escritura con mi faceta de ama de casa y la profesión de periodista aunque ahora esta segunda esté en dique seco, por eso siempre he escrito en los ratos libres. Ahora es la maternidad la que me marca los tempos que varían según los horarios escolares y el resto de necesidades. Acostumbro a disponer de un par de horas diarias y algunas más el fin de semana, aunque no siempre.

¿Eres metódica o más bien caótica en el momento de escribir?

De todo un poco, me explico. No soy escritora de mapa, es decir, no tengo un plan prefijado de antemano, no hago guiones antes de ponerme a escribir, ni esquemas. Me muevo con brújula. Avanzo a partir de una idea, a veces incluso a partir de un título. Todo está en mi cabeza, los guiones surgen al tiempo que escribo. Cada novela tiene su cuaderno de notas correspondiente en el que, además, anoto lo que va ocurriendo en cada capítulo conforme lo voy escribiendo, así como un listado con los nombres de los personajes y sus rasgos físicos y otras cosas que me pueden ser útiles a mientras dura la escritura de la novela.
LLunaymams

María Dolores y su hija Lluna

¿Has cambiado algún final después de escribirlo?

Una de las cosas que acostumbro a tener claro son los principios y los finales. La brújula me sirve para ir moviéndome y hacer coherente que, partiendo de un determinado principio, llegaré a un determinado final. Eso no quiere decir que a veces el final elegido no funcione y decida cambiarlo.

¿Para quién escribes?

Podría decirte que para los lectores pero no sería cierto porque no sé quién me va a leer. Escribo porque contar historias es casi una necesidad para mí así que tal vez escribo para mí.

¿Existe o no la inspiración?

Existe, por supuesto, pero no te lleva a nada si paralelamente no hay mucho trabajo. Creo que era Picasso el que decía que si llega la inspiración es mejor que te pille trabajando. Las buenas ideas si no se desarrollan y se trabajan se quedan en eso, en ideas.

Tu momento perfecto es…

Un paseo por la playa en invierno, una taza de té con un buen libro.

¿Cuáles son los escritores nacionales e internacionales que han influido en tu obra literaria?

Imagino que he recibido influencia de todos los autores a los que he leído, inconscientemente, pero no sabría decirte. Entre mis preferidos están Milan Kundera, Ana María Matute, Chimamanda Ngozi Adichie… hay tantos.

¿Autopublicación o Editorial?

El mundo editorial está en crisis, crisis dentro de la crisis global que estamos viviendo. En principio lo ideal sería la publicación convencional pero teniendo en cuenta los contratos basuras a los que tenemos que enfrentarnos los escritores que no somos grandes ventas y el ninguneo del que somos víctimas por parte de nuestras propias editoriales cada vez lo tengo menos claro. Algunas editoriales pequeñas se comportan como editoriales de co-edición. No te pagan adelanto, te exigen una cantidad mínima de libros vendidos para empezar a cobrar tu miserable diez por ciento (en el mejor de los casos) del precio de venta sin IVA, no te promocionan y todo el mundo cobra menos el escritor que es el que proporciona la materia prima que permite que se lleve a cabo todo el proceso. En todo caso son diferentes maneras de hacer lo mismo.

¿Ebook o Libro en papel?

Soy una amante del papel pero entiendo que no es sostenible y que el e-book es el futuro, o no. Tiene sus ventajas en cuanto a espacio, transportabilidad, criterios ecológicos… pero donde se ponga el tener un libro de papel entre las manos, el olor…
libros loli

Publicaciones de Mª Dolores

¿Hace daño el culto al escritor?

Creo que el culto al escritor es algo extraño. Cuando estás abajo ya puedes hacerlo muy bien que nadie se molestará en leerte. Cuando estás arriba ya puedes hacerlo fatal que todos o la mayoría dirán que eres estupendo. Supongo que funciona un poco como el mundo en general. Yo he vivido de cerca el caso de algunos compañeros que han estado años peleando y nadie les hacía caso y en el momento en que una agencia conocida ha puesto sus ojos en ellos han subido como la espuma, han salido en prensa, les han dado premios, una especie de efecto suflé, te los encuentras hasta en la sopa. Supongo que convertirse en personaje de culto afectará de una manera u otra dependiendo de la persona. En cuanto al público lector, le animará a leerte.

¿Dirías que está bien reconocida la profesión de escritor?

No sé ni siquiera si está reconocida. En la actualidad todo el mundo escribe, cualquiera que tiene un blog se llama escritor, publicar (autopublicar) está al alcance de todo el mundo. Lo de llamarse escritor se hace con mucha ligereza. Yo he tardado mucho tiempo en reconocerme como escritora, aun me suena demasiado grandilocuente aunque lo sea. Supongo que todos piensan que ganamos mucho y trabajamos poco cuando la realidad es todo lo contrario a no ser que te conviertas en un best seller.

¿Crees que la escritura creativa puede aprenderse en un taller?

Todo se puede aprender, claro, las técnicas se aprenden, pero hace falta darle alma a ese aprendizaje. Hay escritores que lo son sin haber pasado en su vida por un taller de escritura creativa y el solo hecho de ir a esos talleres no te convierte en escritor. Los talleres ayudan a potenciar pero no te hacen escritor.

 ¿Qué te hace reír? ¿Y llorar?

Tengo un humor bastante simple, del de tartazos y caídas. Lloro básicamente por emoción. La pena puedo controlarla, la tristeza también, pero la emoción me desborda.

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Mis próximos proyectos pasan por seguir escribiendo y, por supuesto, por intentar publicar las novelas que ya tengo escritas. Oído editores: tengo una novela negra, ”Los gatos también van al Cielo” una de terror “El Pasajero 2228” y otra ambientada en la posguerra “El Domador de Lagartijas”, todas inéditas, a ver si suena la flauta.

¿Cuáles son las palabras que más usas?

Uso mucho tres palabras, las digo más que las escribo. Cada día le digo a las personas que quiero que las quiero, un “te quiero mucho” a mi hija o a mi pareja, incluso a mis perros. Creo que la vida es demasiado corta e imprevisible como para dejar pasar un solo día sin decirnos que nos queremos. A todos nos gusta oírlo y a los niños el amor les hace sentir más seguros, sentirse amado da fuerzas para seguir adelante. Curiosamente no acostumbro a escribir demasiado sobre el amor.
Foto Desi Estévez 2

Foto: Desi Estévez

¿Cómo ves el sector editorial en España? ¿Si pudieras cambiar algo, qué sería?

Lo veo mal, como el país en general. Es un poco lo que te comentaba antes. Demasiados intermediarios que basan su trabajo en la materia prima que es el manuscrito y que cobran por su trabajo mientras que el escritor es el último en cobrar y siempre a razón de las ventas. Demasiada gente aprovechándose de la buena fe y de la ilusión de los que escriben, demasiadas falsas editoriales y falsas agencias, mucho aprovechado. Creo que el sector debe reinventarse porque tal y como existe en la actualidad el escritor normal y corriente no puede vivir de su trabajo, ni siquiera ganar dinero con él. Eso hace que la desilusión acabe ganando la partida, la desilusión y la necesidad de pagar facturas que también tenemos los escritores.
Actualmente existen infinidad de pequeñas editoriales que publican a autores desconocidos. No se paga adelanto y, en la mayoría de los casos, no ayudan a promocionar la obra, todo corre por cuenta del escritor. No entiendo que se invierta en algo y que luego se abandone a su suerte. Los medios no suelen hacerte caso porque eres desconocido y no tienes ocasión de darte a conocer porque no sales en los medios, es un pez que se muerde la cola. Por otro lado, es duro intentar defender tu libro cuando la propia editorial que lo ha publicado pasa de él. Es agotador y descorazonador. Una siempre tiene la sensación de que está en la línea de salida con los cordones de las bambas atados entre sí.

Premios y Obras

Ha publicado las novelas El Café de la Luna (Alrevés, 2012) y El susurro de los árboles (Fundación Drac, 2008).
Ganadora en 2014 del XIII Concurso de Relato Breve “Paraules d’Adriana”.
Finalista en 2013 del I Concurso Internacional de Relatos “La Abadía del Perfume”.
Finalista en 2011 del III Concurso Nacional Relatos de Mujeres Viajeras 2011.
Mención especial en el III Certamen Literario Jirones de Azul, edición 2009 especial Sonrisa de Gato.
Ganadora del II y III Certamen de Escritura Scream “Cielo Abierto”, años 2008 y 2009. Ganadora del VII PremioYoEscribo.com de novela, año 2008.
Ganadora del IV Concurso Literario de la Rosa de Barcelona en el año 2006.
Participación en las antologías de relatos Relatos de Mujeres Viajeras (Casiopea Ediciones, 2011), Sonrisa de Gato (Jirones de Azul, 2009), Scream Cielo Abierto, alto al trabajo infantil (SM, 2009) y en las antologías de microrrelatos Sorbo de letras (Gobierno de La Rioja, 2010) y Más cuentos para sonreír (Hipálage, 2009).
Ha aparecido en revistas como Parteaguas (México), Contemporary Literary Orizont (Rumanía) y BCN-Week (España).
loli 3
MARIA DOLORES GARCÍA PASTOR

Escritora y Periodista
Share This!Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

Responder a Maria Dolores García Pastor Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 Comentarios en ““Mi mayor logro la libertad personal, la libertad de acción y, sobre todo, de pensamiento.”